Nuestra hermana Tere Austria nos comparte un poco de las actividades que realiza en su trabajo con las familias.

TESTIMONIO DE YOLANDA MARTÍNEZ REYES. 

 

Mi experiencia fue muy hermosa, como nos atendieron, las atenciones que recibimos, con cuanto gusto nos recibieron con que emoción.

Pero lo que más me gusto, fue como me compartían sus cosas personales, su vida, como nos compartían los  alimento, que cuando íbamos a comer nos atendían con tanto gusto, siempre muy atentos. Con ese mismo gusto nos veían en la calle se veía muy gustosa.

Lo que más me impacto fueron tres abuelitas que estaban sólitas, una de ellas esta enfermita, pero aun así nos recibieron con mucha alegría.

La gente compartiendo su vida, les daba gusto cuando les decía que hiciéramos oración y se entregaban con todo su corazón dispuesto al Señor Jesús.

La participación de la gente mayor y los niños, me anima a regresar de misión el siguiente año con mucho gusto, a dar amor a toda esa gente que necesita de que la escuchen, que les den una simple sonrisa,  y que les digan que no están solos, que el Señor Jesús va a estar con ellos siempre. 

¡GRACIAS!

 

COLEGIO EMILIE


BREVE HISTORIA DEL CENTRO COMO INSTITUCIÓN 


En el año 2003 se vio la necesidad  de un espacio adecuado y seguro en el que pudieran estar los niños, hijos de mamas solteras en su mayoría, que a causa de la necesidad de trabajar; tenían que dejar a los niños encargados con alguna persona, que no siempre era 100% de fiar, otros quedaban amarrados y encerrados en su cuarto, donde pasaban el día muchas veces sin comer o sin un cambio de pañal a su tiempo. El clamor se fue haciendo cada vez más intenso, hablamos con algunas personas cercanas a nosotras, con el padre Hugo Rayón que entonces era nuestro párroco, todos coincidíamos en que esa era una necesidad urgente y necesitaba una respuesta. En el mes de julio tras el capitulo general, nos dimos a la tarea de reorganizar toda la casa pues teníamos que desocupar el sótano, luego nos dimos a la tarea de hacer las gestiones necesarias, no teníamos condiciones de gestionar la apertura de una guardería o de un CENDI por lo que en diálogo con el delegado de la zona  nos permitió abrir lo que llamamos “centro de atención a la infancia” podríamos decir que fue un rubro hecho a la medida de la necesidad. Hicimos las gestiones pertinentes, permiso de uso de suelo, factibilidad de giro, protección civil y la delegación nos dio lo que fue un permiso semejante al que dan a quien tiene un negocio.La inauguración fue el 22 de septiembre con el nombre de “centro de atención a la infancia”.


No se hicieron esperar los niños en pocos días ya contamos con varios. Y así quisimos dar respuesta concreta a una necesidad concreta. Día a día fuimos ampliando nuestro horario tratando de prestar un mejor servicio. Nunca fue gratuito, siempre pedimos una cuota aunque fuera pequeña pues nuestro deseo siempre fue ayudar a que las personas colaboren y crezcan. Se pensó en colaborar con la educación de los niños de la comunidad, al mismo tiempo que con las familias de estos ya que la problemática social de nuestro entorno es muy difícil y creemos que por medio de la educación y los valores cristianos pondremos nuestro granito de arena para ir transformando nuestro entorno social. Por esto abrimos el Colegio “Emilie”, con el nivel de preescolar, esperando que seamos bendecidas por el Señor e ir creciendo.


 

 


CATEQUESIS INFANTIL